Neumáticos

El neumático es el único punto de unión entre el vehículo y el suelo, por ello se convierte en uno de los principales elementos de seguridad. Nuestros especialistas te informarán del neumático que mejor se adapte a tus necesidades o a tu forma de conducción.

Neumáticos
Invierno

Los neumáticos de invierno son neumáticos concebidos para un uso en condiciones adversas, permiten prescindir de las cadenas transitando sobre nieve, aumentando la seguridad y la vida de la cubierta.

¿Cuándo hace falta un neumático de invierno?

Los neumáticos de invierno tienen su pleno rendimiento entre -7 Cº y 7Cº.  En estas condiciones tanto en agarre en curva, frenada y tracción en zonas en las que puede haber hielo o nieve, funciona mejor que un neumático de verano.

Neumáticos
4x4

Vehículos pensados fundamentalmente para la conducción por caminos agrestes, lejos del asfalto.

Cuentan con tracción en las cuatro ruedas y una suspensión más alta y adaptable. Además, la mayoría cuentan con una característica única en su caja de cambios: la reductora que les permite alcanzar una mayor adherencia para subir o bajar terrenos con gran desnivel.

Vehículos SUV

La gran oferta de vehículos de tipo SUV y su polivalencia les han convertido en uno de los segmentos de más éxito del mercado. Estos coches, capaces de circular en asfalto y en pistas, aportan un plus de funcionalidad y cubren las expectativas de una tipología muy amplia de clientes.

Los SUV se encuentran a mitad de camino entre un turismo y un 4X4. Comparten con éstos el aspecto y la practicidad, y poseen unas posibilidades en campo superiores a las de un turismo convencional sin llegar a alcanzar las prestaciones totales de un todoterreno.

Neumáticos
4 estaciones

Poseen una gran frenada sobre suelo mojado y seco; y las ventajas de un neumático de invierno en arranque, aceleración y frenada en carreteras nevadas. 

Está indicado para aquellos consumidores que conducen en condiciones de frío y nevadas ocasionales, pero desean mantener los mismos neumáticos todo el año.

 

Servicios de
neumáticos

Equilibrado: un correcto equilibrado ayuda a evitar un desgaste prematuro de los neumáticos, protege todo el sistema de suspensión, las llantas, los elementos de la transmisión y la dirección. Un buen equilibrado influye de forma significativa en la seguridad y el confort al volante.

Alineación: es conseguir que los neumáticos y los ejes estén paralelos ajustando los diferentes ángulos según los valores indicados por el fabricante del vehículo. Una alineación correcta proporciona estabilidad direccional al vehículo, evita averías y alarga la vida de llantas y neumáticos.

Inflado con nitrógeno: El inflado con nitrógeno mejora el rendimiento del neumático, prolonga su duración y aumenta la seguridad en el coche, evitando el calentamiento del neumático y disminuyendo los posibles riesgos de reventón.

Tu taller más cercano